“Korean Skincare Routine” y otras rutinas de belleza en redes sociales, ¿funcionan en pieles occidentales?

>>“Korean Skincare Routine” y otras rutinas de belleza en redes sociales, ¿funcionan en pieles occidentales?

Korean-skincare-beauty-routine-alba-trujillo-belleza

Rutinas de belleza koreanas en redes sociales: ¿te conviene seguirlas?

Habitualmente acuden a mi consulta personas que son consumidoras de vídeos de belleza en redes sociales, y más concretamente siguen los consejos de chicas con pieles de ensueño, como pueden ser las influencers de belleza koreanas. Suele ocurrir que, ante el desconocimiento sobre cómo funciona la piel y sobre cómo hay que cuidarla, uno/a se deja persuadir fácilmente por estas YouTubers o Instagramers, y siguen al pie de la letra todas sus recomendaciones. Esto implica, en la mayoría de los casos, el comprar muchos cosméticos que mis clientas empiezan a aplicarse a diario, con la esperanza de conseguir la piel de estas chicas que parecen haber pactado con el diablo.

Pero, tras pasar un tiempo utilizando todos los cosméticos sugeridos por las influencers, ¿qué ocurre en realidad?

Su piel, lejos de mejorar, empeora. Y mucho: los poros de la piel empiezan a dilatarse no sólo por la zona T, sino que abarcando incluso los pómulos (tanto pieles alípicas como grasas). Comienzan a aparecer brillos de forma descontrolada en todo el rostro durante todo el día. La piel se muestra alterada, opaca, desvitalizada e incluso sensibilizada. En el peor de los casos, aparece también acné y comedones. Entonces para combatir estos problemas, aún se aplican más producto del que la chica koreana del vídeo de YouTube utiliza a mansalva, con la esperanza de recuperar la piel que tenían antes -que, después de todo, no estaba tan mal-. Sin embargo, el problema, lejos de cesar, permanece o empeora. 

Hasta que acuden a cabina sin comprender qué están haciendo mal ni cómo han llegado a ese punto.

Es sencillo: la han asfixiado. La piel se ha desvitalizado y presenta problemas de salud e higiene que antes no tenía.

Las influencers de belleza asiáticas tienen una piel de ensueño. Cuidado: hay un gran factor genético en ello. ¡No todo es cosmética! Así que no trates de imitarlas.

 

Una rutina de belleza, ya sea tanto de higiene facial como de cuidados antiedad o de hidratación diaria, debe ser diagnosticada siempre bajo el criterio de tu esteticista, o el de un profesional de la piel que conozca bien:

  • Tu raza
  • Tu tipología de piel ahora y en el pasado
  • Tu edad
  • Tus hábitos alimenticios
  • Si eres fumadora o no, si consumes alcohol y en qué medida
  • Si te medicas o no, y en caso afirmativo, qué consumes y desde cuándo
  • Tu estado anímico habitual
  • Tus hábitos de vida, tu higiene de sueño…
  • Dónde vives: qué clima tienes y en qué entornos desarrollas tu actividad diaria
  • Si existe un pasado de alteración hormonal o herencia médica de algún tipo
  • Qué rutina de cuidados faciales llevas a cabo
  • Si estás embarazada o en proceso de lactancia…

Todo esto es imprescindible para poderte aconsejar el utilizar un producto u otro. Por cierto: las dependientas de perfumería, en muchas ocasiones, no tienen conocimientos profundos sobre la piel, y suelen ir a objetivos de venta. Tampoco recomiendo dejarse diagnosticar por ellas. (En todo caso, cerciórate de si es esteticista además de trabajar en tienda. Estás en tu derecho de saber si quién te está asesorando).

Desde aquí, desaconsejo completamente -especialmente tras mi experiencia en cabina y de haber tratado ya varios casos así- el autorrecetarse productos de belleza, siguiendo las rutinas que estas influencers koreanas -u otras-, aconsejan. Habrá personas a las que les funcione, pero créeme, a la mayoría les perjudica, y mucho. Las asiáticas tienen una genética envidiable, y ellas lo saben. Esa es su poderosa herramienta de márqueting. ¡A los 45 años parece que tengan 23!

No soy contraria al consumo de vídeos de belleza, de hecho, yo misma difundo información en redes sociales. Pero siempre con el fin de ayudar y bajo el conocimiento profesional. Se puede aprender mucho viendo este tipo de vídeos, pero si uno no está seguro de que aquello le conviene, es mejor preguntar antes a tu especialista. ¡Mejor prevenir que curar! Te sorprenderías al ver cómo la piel puede llegar a mejorar tras sólo dos semanas, al utilizar los productos adecuados para ti.

Te animo a que me pidas cita sin compromiso donde te realizaré un diagnóstico de tu piel personalizado con recomendación de productos y tratamientos.

 

2018-06-07T06:05:43+00:00

¡Es tu turno! Opina y deja tu comentario