Los efectos del Sol en la piel

>>Los efectos del Sol en la piel

efectos-del-sol-piel-alba-trujillo-the-beauty-maximizer

Aprende a tomar el Sol con precaución

Gracias a los avances en medicina, de sobras conocemos los efectos del Sol y lo que pueden producir en tu piel si no tomas precauciones. Sin embargo, aunque parezca que el mensaje de alarma ha calado hondo en la sociedad, lamentablemente recibo en cabina a personas que, o bien han sido tratadas de carcinoma, o bien de melanoma, o bien tienen melasma, o bien conocen a alguien que está en esta situación. Por no mencionar que un altísimo porcentaje de la gente ha desarrollado o desarrollará a lo largo de su madurez, léntigos solares.

Lo preocupante de la situación es que, estas personas que han sido diagnosticadas y tratadas por cáncer de piel, son cada vez más jóvenes. Estoy hablando de que personas que están en la veintena, ya han sido intervenidas quirúrgicamente. Por no hablar de lo habitual que resulta la extirpación de verrugas en la mayoría de la población, por tener éstas una apariencia sospechosa.

¿Qué conclusión sacamos? ¿Sabemos protegernos de los efectos del Sol?

Yo diría que la única posible: no somos conscientes de lo devastadora que puede ser una imprudente exposición solar, a pesar de que nos bombardean con información sobre los efectos del Sol en todas partes.

En este artículo voy a explicarte qué sucede, de un modo muy sencillo, a nivel celular, cuando un rayo de sol alcanza tu piel. Qué ocurre en tu organismo, cómo se transmuta, qué puede suceder, y sobre todo, te voy a explicar lo más importante: ¿es un proceso reversible?

Mi único objetivo es el de contribuir a extender el conocimiento que considero debería ser enseñado en las escuelas, puesto que el cáncer de piel es una de las enfermedades más frecuentes en la especie humana. Los casos de melanoma, por ejemplo, se han triplicado en los últimos 10 años en todo el mundo. (Al final del artículo os dejo las fuentes informativas).

La prevención es clave en la exposición solar

La prevención es absolutamente clave para un desarrollo y una vejez saludables.

Los estudios dicen que la causa principal del melanoma y otros tumores en la piel son la exposición solar. Así que, aunque nos aplicamos más crema protectora de lo que lo hacíamos hace 20 años antes de tomar el Sol, no hemos modificado nuestros hábitos a la hora de exponernos al sol por motivos estéticos, -y esto incluye las cabinas de rayos UVA. Estas que dicen que no pasa nada porque es una exposición controlada, y que ahora van enriquecidas con colágeno, y tal- aunque también influye la inmunosupresión y factores genéticos.

La piel: breve síntesis

No hay que olvidar que la piel tiene una función indispensable. Entre muchas otras: la de proteger nuestros órganos, músculos y huesos. La piel está compuesta por diferentes capas, de más superficial a más interna, son:

  • La epidermis
  • La dermis
  • Y la hipodermis

La piel tiene un sistema de “reciclaje”. Este concepto me lo acabo de inventar pero creo que ayuda a entender muy bien el funcionamiento de regeneración celular. Las células nuevas se germinan en la capa basal (capa que se halla entre la epidermis y la dermis). Éstas van migrando hacia la superficie, donde finalmente mueren y se descaman. Este proceso de “reciclaje” dura unas 4 semanas en producirse. Estoy hablando de los queratinocitos, las células que componen la piel mayoritariamente.

Por otro lado, están los melanocitos, que son las células que nos dan color y que protegen a los queratinocitos de la radiación ultravioleta. Pero, ¿qué sucede cuando el cuerpo recibe más radiaciones de las que los melanocitos pueden bloquear? Sucede que nos quemamos. (A este aspecto volvemos más tarde).

Otro tipo de células con las que contamos, son las células de Langerhans, cuyo papel es importante en la protección contra patógenos, infecciones, etc.

Atención porque lo que viene ahora es de lo más importante: como ya sabréis, las células, en su reproducción, se dividen continuamente, de manera coordinada, para reemplazar las células viejas. Se trata de réplicas exactas. Esto permite que la piel, (que es un órgano), pueda desarrollar sus funciones de manera equilibrada. Pero si este equilibrio se llega a perder, puede darse un crecimiento descontrolado de un tipo de célula concreto, que puede ser producido por una mutación genética, causando así el nacimiento de un cáncer.

Ahora veamos:

¿Cómo influyen los efectos del sol en el desarrollo del cáncer de piel?

Aquí radica la mayor importancia del asunto. Los rayos solares, con su radiación ultravioleta (RUV), son capaces de modificar los genes de las células de la piel. Las camas de bronceado son la otra fuente de UV con capacidad de alterar tu ADN. (No entiendo cómo se permiten todavía).

Por lo general, nuestras células tienen la capacidad de subsanarse del daño ocasionado en el ADN. Pero esta capacidad es limitada y llega un punto en el que se pierde. Es entonces cuando el ADN se trastorna y puede generar tumores en la piel así como en otros órganos. En algunas personas, se da una situación en la que, la piel, no es capaz de subsanarse del detrimento ocasionado por la radiación ultravioleta emanado por fuentes de luz solar o artificial. Estas personas presentan un altísimo riesgo de padecer cáncer cutáneo.

La cantidad de rayos ultravioletas que recibe una persona dependerá de la intensidad de la luz, el tiempo de exposición y de si estaba la piel protegida de algún modo al Tomar el Sol (con crema, ropa…). Y retomando las quemaduras de piel: cuando alguien se ha quemado la piel en la infancia, por ejemplo, existe más riesgo de desarrollar un cáncer en el futuro. Por no haberse protegido de los efectos de tomar el sol.

Protegerse de los efectos del sol desde la infancia

Las lesiones solares se suman a lo largo de nuestra vida. No es posible eliminar de la memoria de nuestras células, esos episodios de quemaduras o exposiciones solares intensas. Así que cada vez que te quemes, o que te expongas al sol de manera intensa, recuerda: estás incrementando el deterioro celular, y la posibilidad de sufrir una mala mutación en tu ADN en la reproducción celular que dé origen a una célula tumoral.

Por este motivo es muy importante que, a los infantes, se les proteja mucho del sol, tanto con crema de protección SPF +50, como con ropa, gorras y gafas de sol. (Los ojos también resultan dañados por los rayos solares).

Algunos factores de riesgo que pueden predisponerte a sufrir cáncer de piel

A nivel genérico, ten más precaución con los efectos del sol si tienes: fototipo bajo (tono de piel claro); ojos azules o verdes; cabello rubio o rojizo; historia personal o familiar de cáncer de piel; exposición solar intensa durante el trabajo o en ocio; si te has quemado la piel en algún momento de tu vida; si has empleado o eres usuario de camas de bronceado (UVA).

Cabe remarcar que cualquier persona, sea rubia o morena, puede desarrollar un cáncer de piel. Repito: cualquier persona, sea cual sea su fotitipo y tono de ojos, puede desarrollar un cáncer de piel. Si eres de tonalidad clara o rojiza, simplemente tu melanina otorga menor protección contra la radiación. ¡Lo cual no significa que una persona morena no se haya de proteger al tomar el Sol!

La herencia familiar es importante. Algunos melanomas (un 10% de los casos) se consideran de tipo familiar. Es decir, si en tu familia hay casos de melanomas, tienes más probabilidades de desarrollar uno porque estos genes se transmiten de generación en generación. Así pues, hay que comprender que algunas personas tienen más predisposición genética que otras a padecer un cáncer de piel. Y esto, al contrario que la exposición solar, no lo podemos controlar. Aunque el hecho de que no tengas factores de riesgo en tu historia clínica, no significa que no vayas a presentar la enfermedad.

La inmunosupresión: las personas que estén sometidas a tratamientos inmunosupresores, así como la exposición a radiación o radioterapia, incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de piel de tipo no melanoma.

Los nevus: ¿son peligrosos?

Los lunares (nevus) indican una mayor probabilidad de padecer un melanoma. Aconsejo que te los revises periódicamente y que observes si te nacen nuevos. Los que representan un factor de riesgo son aquellos que tienen una forma irregular, un mayor diámetro, y tiene diferentes colores.

En cualquier caso, no voy a colgar aquí un repertorio de imágenes sobre el aspeto que puede presentar un cáncer de piel, puesto que los hay de muchos tipos: oscuros, rojizos, claros, descamados, con relieve… Te invito a que te realices un chequeo médico por prevención.

La edad: ¿es un factor de riesgo al tomar el Sol?

A mayor edad, mayor tiempo de exposición solar acumulado en la memoria de nuestras células, y por lo tanto, es lógico pensar que aumenta el riesgo al tomar el Sol. Sin embargo, me repito, he tenido personas muy jóvenes que ya han sido intervenidas por cáncer de piel. El melanoma es el tumor maligno más frecuente en mujeres de entre 25 y 29 años, y en varones de entre 30 y 35 años.

Los tipos de cáncer cutáneos

A grosso modo, debes saber que existen dos grandes grupos de cánceres de piel. Elcarcinoma, es un tipo de cáncer que se puede eliminar con cirugía. No obstante, incluso habiendo sido extirpado, suele reaparecer en otras zonas de la piel, especialmente cuando se ubica en la cara o en zonas expuestas. Entonces, es un cáncer con capacidad de movilidad y de recidiva. Es un cáncer que no suele propagarse hacia otros órganos, con lo que se puede llevar un buen control.

El otro tipo es el melanoma, que a diferencia del carcinoma; sí tiene capacidad de extenderse a otros órganos a través del riego sanguíneo, y puede resultar mortal. A pesar de los avances médicos y en los diagnósticos precoces; la tasa de mortalidad del melanoma sigue aumentando en la mayoría de países.

Efectos del Sol en la piel facial: salud y estética

Y como una imagen vale más que mil palabras; aquí os dejo ésta que evidencia las graves alteraciones que sufre nuestro cutis al tomar el sol:

Ayuda a recuperar tu piel con la aplicación de Aloe Vera tras cada exposición solar. Es un remedio cuyos beneficios son incontables. Entre otros, te ayudará a neutralizar los radicales libres generados por los rayos solares. Por lo que su aplicación se hace indispensable.

Consejos para una exposición solar segura

Si bien no todo es negativo, pues debo admitir que; siempre que se tome con prudencia, el Sol es muy beneficioso para ciertos aspectos de nuestra salud. En este artículo te indico cómo broncearte de manera segura y conseguir que tu bronceado perdure sin riesgos.

Si tienes cualquier duda acerca de cómo proteger tu piel del sol, y de como prevenir posibles complicaciones futuras; estaré encantada de atenderte:

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

 

Fuentes:

“Comprender el melanoma y otros cánceres de piel”, Editorial Amat, 2015. Autores: Josep Malvehy; Susana Puig; Cristina Carrera; Paula Aguilera; Mauricio Gamboa; Miriam América Jesús S.

American Cancer Society: www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdepieltipomelanoma/guiadetallada

Academia Española de Dermatología y Venereología: http://aedv.es/

2018-10-25T12:09:32+00:00

¡Es tu turno! Opina y deja tu comentario