Peeling químico antes del verano: 10 beneficios clave

>>Peeling químico antes del verano: 10 beneficios clave

Peeling químico y ácidos cosméticos.

peeling-químico-superficial-belleza-the-beauty-maximizer

Tras un invierno duro como el que hemos tenido, es interesante pensar en un tratamiento de Peeling Químico. Probablemente sentirás que tu piel está resentida: aparece enrojecida, descamada, deshidratada, a veces incluso tibante, opaca (no luminosa), puede que hasta con más acné. ¿A qué es debido? El frío intenso deshidrata la piel, es cortante, la descama.

Las calefacciones, por su parte, también contribuyen a deshidratar e irritar la piel. Si además vives en grandes urbes donde la contaminación y la polución se sienten hasta con la vista, debes saber que esas partículas de CO2 y otros tóxicos, se depositan en tu piel, contribuyendo a ensuciarla y contaminarla con bacterias productoras de acné y comedones, así como a liberar radicales libres causantes del envejecimiento prematuro de la piel. De ahí la importancia de limpiarte bien cada noche antes de acostarte aunque no te hayas maquillado.

Si además tienes la piel de tipo grasa, con una alta actividad seborreica, tienes un cóctel explosivo para la proliferación del acné.

Tratamiento hidratante.

Si eres de aquellas personas que se cuidan a diario; con una rutina de higiene sagrada por la mañana y por la noche, junto con un tratamiento hidratante potente y antiedad, seguramente conseguirás llegar a la primavera notando mínimamente los efectos del invierno en tu piel. Por el contrario, si eres de las que no se cuidan por pura pereza… esto te interesa especialmente. Te interesa conocer los beneficios del Peeling Químico.

De cualquier modo, a todas las pieles les combiene, al menos, hacerse una sesión de peeling químico superficial en cabina profesional al acabar el invierno. Al menos una, pero dependiendo de cada caso, a veces serán necesarias dos y hasta tres sesiones.

Pero antes de entrar en materia:

¿Qué es un peeling químico?

Un peeling es una exfoliación de las capas más superficiales de la piel. El objetivo es eliminar las células muertas de la superficie epidérmica a fin de obtener diversos y muy interesantes beneficios, tanto a nivel estético como de salud. El peeling se viene practicando desde épocas ancestrales (en la antigua Mesopotamia, Egipto, Grecia y Roma ya se practicaba). Se exfoliaban la piel con métodos inocuos como son los gránulos (cáscaras de frutos, sales, ciertas plantas), que, en suspensión sobre una emulsión o crema, se frotaban suavemente sobre la piel, para lograr que esté visiblemente más fina y luminosa al desprenderse de las células muertas. Es lo que actualmente conocemos comoscrub (peeling físico). 

Exfoliante físico y enzimático tipo scrub a base de algas marinas (Spirulina Algae) con propiedades descongestivas, regenerantes, oxigenantes, antioxidantes y nutritivas.

En la actualidad se ha evolucionado mucho, y encontramos peelings físicos y peelings químicos, éstos últimos compuestos por ácidos alfa-hidroxiácidos y beta-hidroxiácidos, que son capaces de actuar a niveles más profundos de la epidermis que un scrub, consiguiendo diversos beneficios estéticos y de salud. A partir de la aplicación controlada de ciertas sustancias como el ácido glicólico, cítrico, láctico, tartárico, entre otros, se deja actuar el producto durante unos minutos (el tiempo dependerá del tipo de piel y de la problemática que presente, por eso sólo debe ser aplicado por un profesional), consiguiendo que intervenga sobre los estratos de dermis y epidermis.

Formulación de los viales de Peeling Químico.

Los ácidos alfa-hidroxiácidos (AHA’s) o ácidos frutales (se extraen de algunas frutas y plantas), son ácidos orgánicos muy eficaces para mejorar la textura y la calidad de la piel. Los ácidos alfa (solubles en agua) y beta-hidroxiácidos ((solubles en aceites y grasas, o liposolubles) son parte de la formulación de los viales de peeling químico que se emplean en cabina estética profesional.

¿Qué tipos de ácidos alfa-hidroxiácidos (AHA’s) y beta-hidroxiácidos (BHA’s) existen?

Existen varios tipos y los más conocidos y empleados en cosmética son:

  • El ácido glicólico: se obtiene de la caña de azúcar, tiene un tamaño molecular muy pequeño y penetra con facilidad y rapidez en la piel. Como característica principal, tiene una gran capacidad de renovación celular; reduce el grosor de la capa córnea; alisando la piel y aportando suavidad; minimizando la profundidad de las arrugas de expresión y unificando el tono. Además, ayuda a reducir la secreción sebácea, favorece la formación de nuevo colágeno y tiene una gran capacidad de captar agua, con lo que ayuda a mantener la piel hidratada. Con todo esto, favorece a que cualquier principio activo que apliquemos después, penetre mucho mejor al haber reducido el grosor de la epidermis.

También son empleados en cosmética:

  • El ácido láctico: proviene de la leche agria y se produce a partir de la fermentación. Es un agente altamente hidratante, tiene capacidad renovadora celular, aporta firmeza e iluminación al cutis, y unifica el tono de la piel. También incrementa y mejora la barrera lipídica de la piel, resultando especialmente interesante para las pieles más secas. Además, tiene la capacidad de atraer el agua y de mantenerla en los espacios intersticiales.
  • El ácido cítrico: se halla de manera natural en frutos cítricos (naranjas, mandarinas, limones, limas…) y es el ácido con mayor peso molecular. Por este motivo le cuesta más penetrar a capas profundas de la piel; causando menor irritación, dado que su filtración es más lenta. Tiene un alto poder antioxidante por contener vitamina C y una función reguladora del pH. Contribuye, además, a aclarar las manchas (hiperpigmentaciones) de la piel, aportando mucha luminosidad.
  • El ácido málico: proviene de la manzana, especialmente de las verdes y ácidas. Su particularidad: acelera el metabolismo celular cutáneo, ya que este ácido forma parte de las funciones de producción de energía celular.

  • El ácido tartárico: sobre todo se encuentra en la vid y en el plátano y ayuda a aclarar la piel. Tiene propiedades tonificantes, con lo cual aporta firmeza. Es muy interesante en tratamientos antiedad que buscan reafirmar.

Ácidos que combaten las impurezas de la piel.

En cuanto a los beta-hidroxiácidos, mencionar el ácido salicílico. La principal diferencia con los AHA’s es que no se disuelve en agua sino en aceites y grasas; capacitándolo para penetrar mejor en los poros de las pieles grasas o en las zonas seborreicas y oleosas de cualquier tipo de piel. Entonces estamos ante un ácido que combate bien el acné y las impurezas.

Su origen natural es la corteza de sauce, y su principal función es la de eliminar la capa superficial de la epidermis, igual que el resto de ácidos ya nombrados. Tiene facilidad para higienizar las pieles grasas, tiene propiedades antimicrobianas y antisépticas, evitando así la aparición de acné. También combate las pequeñas líneas de expresión.

Estos son los ácidos exfoliantes más comunes, pero existen más. Ya les dedicaré un artículo especialmente a ellos.

Beneficios de un peeling químico a base de AHA’s y BHA’s.

Gracias a la eliminación de las capas más superficiales de la piel; que todos los ácidos efectuarán tras su aplicación, nuestro organismo trabajará en:

  1. La producción de nuevo colágeno y elastina en las capas profundas, otorgando mayor firmeza y elasticidad.
  2. Mejorar la calidad de la nueva piel ofreciendo un aspecto rejuvenecido.
  3. Se eliminan y atenúan notablemente las arrugas más superficiales. Se trata el envejecimiento cutáneo.
  4. Reduce la apariencia de los poros dilatados.
  5. Mejora el aspecto de pequeñas cicatrices causadas por el acné.
  6. Ayuda a controlar el acné, favoreciendo a su total eliminación y cura.
  7. Suaviza las manchas solares (léntigos solares) y pequeñas variaciones en el tono de la piel. Es decir, trata el fotoenvejecimiento mejorando la uniformidad del tono.
  8. Al eliminar las capas de piel muertas, ésta consigue oxigenarse y mejorar la perspiración (respiración de la piel).
  9. Piel visiblemente revitalizada y luminosa. Genial tratamiento contra pieles asfixiadas, estresadas y desvitalizadas.
  10. Maximiza el efecto de los siguientes tratamientos que se apliquen a continuación, porque penetrarán mejor y a capas más profundas. Por eso se recomienda antes de iniciar cualquier tratamiento de belleza.

Propiedades de los AHA’s.

En general, podemos decir que los AHA’s tienen en común las siguientes propiedades: exfoliantes, renovadoras, potenciadoras de otros tratamientos, altamente hidratantes, aclarantes y calmantes.

¿Cuándo puedes hacerte un peeling químico en cabina estética?

Siempre que quieras mejorar la apariencia de las arrugas y líneas de expresión; mejorar la hidratación; disminuir la apariencia de los poros dilatados; higienizar en profundidad tu cutis; eliminar el tono oscuro de las manchas de la piel progresivamente; regular una piel grasa… todo ello sin someterte a tratamientos más agresivos. Además, ayudarás a que tu bronceado del verano te coja de forma homogénea, evitando la aparición de zonas más pigmentadas que otras.

 

A tener en cuenta: después de una sesión de peeling químico deberás utilizar crema con protección solar. La piel se regenera rápido pero es conveniente protegerla del sol durante los días siguientes al peeling. Es recomendable hacerse este tratamiento antes de la llegada del verano y en otoño especialmente; o antes de iniciar cualquier tratamiento facial para potenciar sus efectos.

¿Te ha gustado este artículo sobre Peeling Químico? ¿Piensas que puede interesarle a alguien? ¡No dudes en compartir! ¡Gracias!

Si deseas reservar hora, clica aquí o contacta

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

 

2018-11-24T12:21:53+00:00

¡Es tu turno! Opina y deja tu comentario