guia para entender y combatir la celulitis

¿Qué es la Celulitis?

La celulitis es una inflamación del tejido celular que está bajo la piel, que se produce debido a varios factores, tanto genéticos como adquiridos, que desarrollaremos en profundidad a lo largo de este post. A modo de resumen, lo más importante es comprender que se produce una:

  • Acumulación de adipocitos (células grasas).
  • Retención de líquidos y toxinas, que provocan la formación de micronódulos (grupos de 8 a 10 adipocitos) bajo la piel.
  • Mala circulación sanguínea y linfática.

Las células adiposas se hinchan. En consecuencia, las paredes capilares se hacen excesivamente permeables, causando la acumulación de fluidos. El drenaje linfático se hace insuficiente (porque se acumula) y se retienen toxinas. Esto va agrupando las células adiposas previamente hinchadas, y quedan como ligadas por las fibras de colágeno, impidiendo el flujo correcto de la sangre.

Para acabar, las fibras de tejido conectivo se endurecen y contraen, tirando la piel hacia abajo por los llamados puntos de anclaje, y provocando los hoyuelos tan evidentes en la superficie cutánea.

como se forma la celulitis

¿Sabías que 9 de cada 10 mujeres tienen Celulitis?

En esta completa guía, te explicaremos todo lo que necesitas saber para combatir al peor enemigo de la estética.

Estructura de la piel.

Antes de entrar de lleno al tema de la celulitis; voy a explicar brevemente cómo se estructura la piel en su interior, para que la lectura de esta guía resulte inteligible para todo el mundo. La piel está formada por tres capas, de más externa a más interna, son: la epidermis, la dermis y la hipodermis. La hipodermis es la capa de piel que nos interesa para este contexto. En ella es donde se hallan las células siguientes:

  • Adipocitos: o células adiposas. Son las que almacenan una gran cantidad de grasa y forman el tejido graso. Están anexadas entre sí, creando grupos con textura tipo almohadilla.
  • Fibras de colágeno especiales que forman septos (divisiones) tisulares: su función es la de ofrecer esponjosidad y ablandecer los tejidos conectivos que mantienen unidos los adipocitos.
  • Vasos sanguíneos.

imagen de la estructura de la piel

El número de adipocitos que tenemos es distinto en cada parte del cuerpo. Además, tanto la distribución como la estructura de estas células, es diferente en hombres y mujeres.

Controlar la acumulación de grasas evitará la aparición de celulitis.

Llegados a una fase tal en la que ésta se esclerosa (se endurece), se crean macronódulos de grasa que, a su vez, impiden la correcta circulación sanguínea y linfática, retroalimentado el círculo vicioso. Así pues, estamos ante un desorden funcional y estético que, de no tratarse, se va agravando y degenerando, y puede llegar a provocar la aparición de varices.

La acumulación de grasas suele responder a un problema circulatorio y genético. Es interesante saber que, en nuestro material genético, está grabada la información que alerta al organismo de los grandes periodos de carencia alimenticia que se sufrían desde la prehistoria.

El cuerpo acumulaba grasas para que, en caso de embarazo, el feto pudiese obtener el alimento proveniente de esas grasas acumuladas, en caso de que la madre no pudiese alimentarse durante el periodo de gestación.

Era una cuestión de supervivencia y esa información genética perdura aún en las mujeres de hoy. Por ese motivo, independientemente del peso que se tenga, (se puede estar muy delgada o con sobrepeso), no es de extrañar encontrar personas de bajo peso corporal con celulitis, así como personas con obesidad con poca celulitis o incluso nada (aunque es difícil, ya que la obesidad suele ir acompañada de problemas circulatorios). Y por este mismo motivo también, los hombres no suelen desarrollar celulitis, porque nunca tuvieron que alimentar ningún feto.

¿A qué zonas afecta principalmente la Celulitis?

La celulitis afecta especialmente a zonas como caderas, muslos, glúteos y abdomen, aunque también se puede hallar en brazos y bolsas de los ojos.

9 de cada 10 mujeres la padecen en mayor o menor grado, y también un pequeño porcentaje de hombres (aunque muy raramente). Esto es debido a varios factores: por un lado, los estrógenos (hormona femenina), favorecen la retención de líquidos.

La testosterona (hormona masculina), en cambio, dificulta su aparición por hacer todo lo contrario. Además, fisiológicamente, sucede que, en las mujeres, la grasa hipodérmica está distribuida en cámaras verticales, permitiendo acumular más grasa que los hombres, ya que las cámaras de ellos se organizan en pequeñas unidades diagonales y con forma de red, no permitiendo así la formación y acumulación de celulitis.

diferencia entre hombre y mujer en la estructura interna de los tejidos

¿Qué causa la celulitis?

Además de las alteraciones circulatorias ya mencionadas, existen varios factores (algunos de los cuales son incontrolables) que agravan la Celulitis. Por ejemplo:

  • La genética: en muchos casos, es simplemente un problema hereditario.
  • Problemas hormonales.
  • Puede aparecer en la primera menstruación.
  • Anticonceptivos orales porque contienen estrógenos.
  • Ciertos fármacos, especialmente aquellos para tratar la depresión y que contienen cortisona.
  • Embarazo.
  • Sedentarismo.
  • Estrés.
  • Tabaquismo y café, por impedir la correcta oxigenación de los tejidos.
  • Alcohol, puesto que favorece la hinchazón de piernas, la deshidratación y la retención de líquidos.
  • Poco consumo de líquidos como agua y/o infusiones (no bebidas azucaradas ni café).
  • Alimentos que pueden favorecer a la aparición de la celulitis y que es recomendable evitar:
  • Carnes rojas y/o con mucha grasa.
  • Pescados salados, grasos y en conserva (caviar, sardinas, anchoas y bacalao).
  • Crustáceos o moluscos (langosta, cangrejos, almejas, caracoles).
  • Legumbres (habas y alubias).
  • Lácteos: quesos muy fuertes y grasos.
  • Bebidas que contengan sal, alcohol y café.
  • Bebidas carbonatadas, además de que no aportan ningún nutriente.
  • El exceso de sal. La sal favorece la retención de líquidos e inflama los tejidos.

Alimentos que deberíamos consumir con moderación.

Quiero advertir que ésta es una guía de los alimentos que favorecen a la aparición de la celulitis. No considero que sea conveniente suprimir de la dieta de forma absoluta, ciertos alimentos como las legumbres o pescados grasos, ya que aportan nutrientes indispensables para el organismo. Simplemente, son alimentos que ingeridos con moderación y cocinados sin salsas ni grasas añadidas, pueden ser perfectamente compatibles con un estilo de vida saludable.

Por otro lado, habrá personas que, aún siendo candidatas perfectas para tener una celulitis muy grave; porque cumplan con bastantes de los condicionantes negativos, es decir, personas que fuman, que consumen alcohol a diario (la típica cerveza de media tarde o el vino a la hora de comer); que además han sufrido cambios hormonales muy drásticos y que se alimenten de manera no controlada y no practiquen deporte, puede que jamás desarrollen celulitis. Esto es como el fumador empedernido que nunca desarrolla un cáncer de pulmón.

No es una regla de tres, siempre hay excepciones. Luego habrá quien, a pesar de llevar un estilo de vida muy saludable, será muy propensa a la celulitis, y ello probablemente responda a una condición genética, del mismo modo que un no fumador puede llegar a contraer cáncer de pulmón.

En cualquier caso, tus probabilidades de padecer de celulitis siempre serán más altas conforme cumplas con más elementos del listado. Esto es una guía para ayudarte a identificar aquellos factores que te pueden estar causando la celulitis.

alimentos y deporte que mejoran la celulitis

Alimentos y deportes que ayudan a evitar la celulitis.

El listado de alimentos que sí puedes consumir sin miedo, es este:

  • Carne: ternera y conejo.
  • Aves: pollo, pavo y pichón.Pescados: merluza, rape, pescadilla y mero.
  • Verduras: de hoja verde, ensaladas, alcachofas, espinacas y setas.
  • Frutas: manzanas, peras, uvas, albaricoques y ciruelas.
  • Cereales integrales y el salvado.
  • Agua sin gas. Tanta como quieras. La hidratación juega un papel fundamental en la eliminación de la celulitis.
  • Infusiones de jengibre con limón y canela: aceleran el metabolismo.

Los deportes de tipo aérobico, como el correr, el andar distancias importantes a paso ligero cada día (30 minutos al menos), el montar en bicicleta o la natación, son especialmente recomendables para combustir grasas. Si te gusta la ayuda de las máquinas, la elíptica y las clases de spinning, son tus aliadas. Las sentadillas son también un gran ejercicio para agotar los depósitos de grasa.

Antes de muscular, recuerda que hay que eliminar la grasa de tu cuerpo mediante ejercicio cardiovascular. Si musculas antes de quemar grasas, lo que harás será endurecer y enquistar la celulitis, provocando que su desaparición sea realmente complicada.

Celulitis generalizada o rebelde

La celulitis puede hallarse de forma generalizada en el cuerpo, o bien puede estar muy localizada en zonas concretas.

Dependiendo de cómo de asentada esté, podemos distinguir entre la celulitis blanda; la celulitis dura; fibrosa o quística; la celulitis edematosa; circulatoria o dolorosa y la mixta.

Vamos a analizarlas:

Celulitis blanda.

Es la más habitual. Características: es una celulitis flácida y la piel tiene un aspecto de ondulaciones, hoyuelos. El tejido del área donde se halla, se hunde al tocarlo, no tiene consistencia. Normalmente no produce dolor y suele asentarse en todo el largo de los muslos y glúteos, así como en las vulgarmente conocidas cartucheras.

Aparece a cualquier edad, especialmente si no se practica deporte aunque se puede agravar a partir de los 40 años. Los cambios de peso drásticos, el consumo de hormonas femeninas y la falta de práctica de deporte, son agravantes de la celulitis.

tipos de celulitis: blanda

 

 

 

Celulitis dura, fibrosa o quística

La piel se presenta endurecida, consistente, y está considerada la de peor gravedad. Resulta muy difícil pellizcarla con los dedos. La piel tiene un aspecto terso y granulado. Puede producir mucho dolor incluso sin tocarla. Provoca gran sensibilidad cutánea, y tiene alteraciones de temperatura en las zonas donde se ubica.

Debido a la presión que ésta ejerce sobre la piel, puede llegar a producir roturas dando lugar a la aparición de estrías.
Quien más la padece suelen ser personas jóvenes de composición robusta.

 

ejemplo de celulitis dura

Celulitis edematosa

Es un tipo de celulitis que tiene una consistencia como acolchonada y está repleta de prominencias, que toman especial evidencia cuando la zona afectada está en posición de depresión. Duele al tacto e incluso de manera espontánea. Suele instalarse en la parte lateral de los muslos y en nalgas.

Si no se trata de manera eficaz, con los años puede ocasionar la aparición de varices. Ello es debido a que su origen está en una pobre circulación sanguínea y linfática de extremidades inferiores, con las consecuentes varices, teleangiectasias, edemas y fragilidad capilar.

En la región de los gemelos y tobillos, suele darse el aspecto de “pierna de columna”, perdiendo la pierna su forma, y la movilización puede resultar dificultosa. Este tipo de celulitis comienza en la pubertad y se agrava en la menopausia.

ejemplo de celulitis edematosa

 

Celulitis mixta

Como su nombre bien indica, es la combinación de cualquiera de los tipos de celulitis ya mencionados, debido a que no se encuentra de una manera muy pura en general.

Por ejemplo: se puede presentar celulitis dura en la cara externa del muslo, celulitis blanda en la cara interna del muslo y glúteos u otras combinaciones.

 

¿Cómo combatir la celulitis o piel de naranja?

Cuando la celulitis se halla en sus primeras fases, esto es, celulitis blanda o dura, es posible combatirla. ¿Cómo?

  • Siguiendo una dieta adecuada.
  • Practicando un tipo de deporte muy enfocado a la combustión de grasas primero.
    • Si tonificas antes de haber eliminado el tejido excesivo adiposo, lo que harás será endurecer la celulitis. Una vez hayas reducido la grasa excesiva, entonces es momento de ponerte a tonificar.
    • El deporte te beneficiará porque estarás activando la circulación, impedirás la acumulación de grasa, eliminarás toxinas y tu cuerpo se oxigenará al completo.
  • Sometiéndote a un riguroso tratamiento estético bastante prolongado en el tiempo (entre 2 y 6 meses como promedio), ejecutado por la esteticista con la ayuda de aparatología de última generación. Por ejemplo, los ultrasonidos en combinación con la electroestimulación, la radiofrecuencia y los drenajes linfáticos, se presentan como la solución más eficaz que te puede ayudar a eliminar la celulitis considerablemente.
  • Los ultrasonidos: son el primer paso a seguir en un tratamiento estético.
    • Tienen la capacidad de penetrar a diversas capas de profundidad de la piel hasta alcanzar los adipocitos de la hipodermis y destruirlos.
    • Esa grasa que se desprende de tu organismo, la eliminarás mediante vías fisiológicas. Al cabo de varias sesiones, la piel de naranja está muy mejorada y alisada.

ultrasonidos para eliminar la celulitis

 

 

Eliminacion de grasas y líquidos.

Si esto se va combinando con sesiones de electroestimulación y radiofrecuencia, el resultado es óptimo porque se movilizan los músculos desde planos muy profundos, favoreciendo su tonificación y reafirmación, así como ayudando a eliminar líquidos retenidos, grasas disueltas y evitando el desprendimiento de los tejidos.

Al haberse eliminado la grasa y al haber reducido volumen, los tejidos pueden presentar un aspecto más flácido de lo normal. Por eso es importante ir tratando la flacidez al tiempo que se elimina la celulitis.

electroestimulacion o gimnasia pasiva

Radiofrecuencia: destrucción de adipocitos y combustión de grasas.

Es también interesante intercalar sesiones de radiofrecuencia, porque ésta ayuda a la destrucción de adipocitos y la combustión de grasas, al mismo tiempo que tratamos, en la misma sesión, el drenaje linfático. Con lo cual obtenemos dos tratamientos en uno: anticelulítico y reductor + eliminación y drenaje de las toxinas que se están desprendiendo al líquido intersticial. (Tratamiento que tengo disponible en mi consulta, pero que no todos los centros pueden ofrecer. Infórmate bien antes de pagar un bono).

Nuestro organismo se liberará de los residuos y radicales libres que estaban estancados perjudicando a las células, y éstas habrán recibido una “recarga” de elementos generadores de vida.

Un tratamiento anticelulítico y rejuvenecedor muy interesante para conseguir la piel lisa, firme y joven tan ansiada. En mi caso, trabajo con el equipo CEYA de EMA. Marca de confianza y con una potencia y variedad de tratamientos sin comparación a nada de lo que hay en el mercado actual.

Además, los masajes reductores tras cada sesión de aparatología o bien los drenajes linfáticos, nos ayudarán a ir eliminando las toxinas y evitando que se estanquen de nuevo en nuestro sistema. Sin mencionar el positivo efecto neurosensorial que los masajes ejercen sobre el estado anímico de las personas, contribuyendo al buen humor y al bienestar general de cuerpo y alma.

masaje reductor para eliminar grasas

 

Criolipólisis: ¿qué es y por qué no la recomiendo?

La criolipólisis es una técnica que consiste en un aparato que succiona la piel de la zona a tratar, la enfría muchísimo hasta alcanzar bajísimas temperaturas para lograr que los adipocitos se destruyan por congelación, causándoles la muerte.

Esos residuos se eliminan después por vías fisiológicas. Sin embargo, tras cada sesión, aparecen hematomas muy importantes que tardan bastante tiempo en desaparecer. Se forman debido a la succión que el aparato realiza, que es muy desagradable y dolorosa, dejando la zona tratada adormecida hasta extremos que asustan.

Además, si el volumen que se necesita reducir es mucho, la flacidez que queda después es terrible, y conseguir reafirmar esos tejidos cuesta sudor y lágrimas; porque son tejidos que se han vaciado de forma muy drástica.

En ocasiones, no se consigue reafirmar ya nunca. Esto es debido a que la piel queda con aspecto colgante porque no tiene un soporte debajo que la sostenga. Es preferible ir eliminando la grasa de forma paulatina, y así evitar un vaciado que provoque que la piel se quede sin soporte. Hay que darle tiempo a la musculatura a que vaya ocupando el lugar que la grasa ocupaba hasta ahora para que haga de soporte de la piel.

Es una terapia efectiva, sí, la grasa en esa zona no suele volverse a reproducir; pero el proceso es muy agresivo y doloroso y se consiguen los mismos o mejores resultados con otros procedimientos como los que he explicado.

Tratamientos médico-estéticos y cirugía plástica.

Siempre que tengo ante mí casos en los que la celulitis no responde adecuadamente a un tratamiento estrella con aparatología estética, o en casos de haber una adiposidad muy grave, como una herencia genética muy desagradecida que puede provocar incluso la aparición de varices importantes, soy completamente sincera con mis clientas: en estos casos, siempre recomiendo combinar los tratamientos estéticos mencionados anteriormente, con los siguientes tratamientos de competencia médica e invasivos.

Estos últimos van a ayudar a obtener resultados más drásticamente. Pero no son, bajo ningún concepto, sustitutivos de los tratamientos estéticos. Una combinación de ambos (estéticos y médico-estéticos), ayudarán a mantener los resultados obtenidos a lo largo del tiempo.

Si nos sometemos a tratamientos dramáticos e invasivos, y después nos abandonamos o no continuamos con el tratamiento de mantenimiento, la celulitis volverá a aparecer, acabando así por provocarte una tremenda frustración.

Recuerda: estos tratamientos son buenos para alcanzar resultados de shock, pero el mantenimiento continuado en el tiempo es lo que hará que no se te vuelva a formar celulitis o que mantengas a raya la poca que te quede.

Celulitis: tratamientos médico-estéticos.

Mesoterapia

Consiste en infiltrar principios activos para producir una bioestimulación en la dermis y en el tejido celular subcutáneo, que ayudarán a vasodilatar y a la combustión de grasas desde el interior. Sin embargo, no destruye las células grasas, solamente las vacía, por lo que con el tiempo se vuelven a llenar.

Deja pequeños hematomas en los lugares donde se produce la punción transcutánea, que van desapareciendo con el tiempo. No recomiendo hacerlo en verano si te gusta mostrar tu cuerpo.

Carboxiterapia

Consiste en la inyección de CO2, ya que éste produce una mejora del intercambio gaseoso (CO2 por O2) en la circulación; ayudando a restaurar la microcirculación y flujo sanguíneo, rompiendo así ese círculo vicioso que se produce en la celulitis.

El CO2 es utilizado en las reacciones metabólicas, entre ellas, la combustión de grasas. Se experimenta una reducción del tamaño de los adipocitos y una mejora en la calidad de la piel.

De igual modo que la mesoterapia, no es un tratamiento definitivo y también quedarán pequeñas señales en la piel que desaparecen durante los siguientes días.

El drenaje linfático después del tratamiento es necesario para ayudar al cuerpo a evacuar las toxinas desprendidas al torrente sanguíneo.

Tratamientos de Cirugía: Liposucción

En casos donde la grasa se acumula en zonas determinadas, ofrece un resultado de mejora de silueta espectacular. Se eliminan las células grasas y ayuda a mejorar mucho la celulitis, aunque ésta no siempre desaparece al cien por cien. Recuerda que no te eximirá de tener que realizar sesiones de mantenimiento en tu centro de estética, y hablo con conocimiento de causa.

IMPORTANTE: la celulitis se tiene que controlar de por vida. No existen milagros.

Realizar un tratamiento de shock es importante al principio para conseguir mejores resultados, pero es igual de importante el seguir realizándose un mantenimiento de forma periódica. Del mismo modo que no vamos al gimnasio durante dos meses, y pretendemos que los resultados duren años. Si no hay continuidad, los problemas vuelven.

Celulitis: mantenimiento del tratamiento en casa.

Los resultados logrados en cabina perdurarán más en el tiempo si sigues el mantenimiento adecuado en casa:

Aplicación de una crema eficaz anticelulítica cada día. Por ejemplo, en cabina utilizo BodySlim de Duaner. Sus ingredientes son muy interesantes: fucus, hiedra, cafeína, té verde, guaraná, cola de caballo, castaño de Indias y laminaria digitata.

Contiene una alta concentración de estos ingredientes naturales con propiedades específicas desinflamatorias, drenantes y activadoras, combatiendo la reducción de la celulitis desde el foco ya que actúa sobre el tejido adiposo. También a la venta para que puedas mantener el tratamiento de cabina en casa.

BodySlim es una crema anticelulítica

Es aconsejable que te la pongas antes de ir al gimnasio y/o antes de dormir.

Peelings corporales semanales.

Aunque te pueda parecer una tontería; el simple hecho de realizarse entre una y dos exfoliaciones semanales en las zonas a tratar, en la misma ducha, te va a ayudar muchísimo a mantener la piel de naranja a raya. No va a deshacer los nódulos de grasa, pero sí que se va a suavizar la piel a nivel superficial.

La piel lo agradece porque es oxigenante, eliminas las capas de piel secas dando lugar a una piel suave y embellecida libre de suciedad profunda. Es revitalizante porque ayudas a que haya un flujo de sangre hacia esa zona; gracias al masaje que realizas en la exfoliación, consiguiendo aportar nutrientes a nivel celular. Por último, dejas la piel preparada para absorber mejor la crema anticelulítica y beneficias el drenaje de toxinas acumuladas.

Cuando realices el peeling, hazlo con un guante de krill o esponja áspera presionando suavemente la piel en círculos ascendentes. Después de la ducha, aplícate tu loción anticelulítica.

A mí particularmente me gustan los peelings corporales con ácidos cítricos, porque tienen un aroma muy fresco y son antiinflamatorios, como el de limón. Pero el de café es conveniente para la celulitis, porque la cafeína promueve la circulación (ojo, no ingerida, sino en uso tópico), y ayuda a recuperar la tersura y firmeza. Por eso las cremas anticelulíticas lo incluyen normalmente en sus ingredientes.

Receta casera de exfoliante de café:

  • 2 tazas de café molido
  • media taza de azúcar blanco
  • 3 cucharadas de aceite de oliva o de almendras

Receta casera de exfoliante de limón:

  • 3 cucharadas de azúcar
  • zumo de medio limón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Existen más recetas que puedes buscar en Internet.

peeling tipo scrub

Mejorar la circulación para evitar la celulitis.

Finalizar la ducha con ráfagas de agua fría: vas a provocar la vasoconstricción al haber un contraste de temperatura –de agua caliente a fría-, ayudando a que las venas se mantengan fuertes y elásticas, y ayudarás a mejorar la circulación. (Sé que en invierno no apetece nada, pero ¡inténtalo!).

De nada servirá que inviertas grandes cantidades de esfuerzo y dinero realizándote tratamientos estéticos, si después no hay una coherencia en tu alimentación y suprimes alimentos azucarados, grasos, alcohol, etc… También hay que suprimir elementos como el tabaco; y seguir una correcta higiene del sueño y llevar una vida activa, con la práctica de deporte habitual. La celulitis no perdona.

Por otro lado, pretender que la celulitis desaparezca solamente gracias al uso de una crema anticelulítica, es un error. La batalla contra la celulitis debe ser abordada desde todos los puntos mencionados, y no desde uno solo en particular.

Volviendo a los tipos de celulitis y a cómo eliminarla:

  • Si te ha aparecido la celulitis en la pre-menopausia, no te despistes; ataca ahora o se instaurará sin que haya manera de revertir el proceso.
    • Será difícil de eliminarla al cien por cien a menos que realices un tratamiento intenso y sostenido en el tiempo.
    • Y ese suele ser el gran problema: la falta de perseverancia y el presupuesto.
  • Si te ha aparecido tras la menopausia: es casi irreversible.
    • Pero siempre será mejor que realices tratamientos para evitar que se agrave y se degenere.
    • Y sobre todo, para evitar la aparición de varices.

Además, te sugiero que evites llevar tacones altos, así como prendas de ropa muy ajustadas a diario; porque dificultan la circulación sanguínea y linfática.

Evita permanecer largos periodos de tiempo sentada o de pie. Trata de combinar momentos en los que movilices las piernas para activar la circulación.

Evita tanto como puedas los alimentos procesados; en favor de una alimentación basada en productos frescos y de proximidad, sin azúcares ni grasas saturadas.

¡Los vegetales son tus grandes aliados!

Espero haberte podido ayudar con esta completa guía sobre cómo eliminar la celulitis. Si te ha interesado; y crees que hay gente a quien le podría interesar tenerla, ¡comparte este post! 🙂 Si deseas recibir la guía completa descargable por email, contacta conmigo.

También puede puedes RESERVAR CITA; en la que analizaré detenidamente tu caso personal, para darte la mejor solución. ¿Te animas?

Fuentes:
Imágenes: Shutterstock e iStock photo free download.
Conocimientos propios.
Documentos de academia de estudios profesionales de estética.
Wikipedia.
Webs médicas.
Manuales de instrucciones de aparatología y medicina estética.
Web especializada en nutrición y remedios caseros para combatir la celulitis.