tratamientos faciales para reafirmar la piel del rostro

Un Tratamiento Reafirmante Facial, es un tratamiento no invasivo que se realiza a diferentes niveles, y que tiene como objetivo recuperar la tonicidad y luminosidad de la piel de la cara y también del cuello y el escote.

Reafirmar la piel del rostro, el cuello y el escote.

Con el paso de los años, la flacidez aparece de forma evidente en determinadas partes del rostro, el cuello y el escote. Si queremos reafirmar la piel de estas zonas, podemos optar por una técnica destinada a mejorar la tonicidad de los tejidos. Aquellos lugares donde se evidencia más el paso del tiempo, suelen ser:

  • El mentón
  • Los surcos nasogenianos
  • Los pómulos
  • El contorno de los ojos.

Para paliar estos signos de la edad, debemos estimular de nuevo la producción de colágeno. Esta estimulación debe producirse desde el interior de la piel. Cuando realizamos este tipo de tratamiento facial, aprovechamos para llevar a cabo determinadas maniobras que estimulan y favorecen la oxigenación, nutrición y regeneración celular. Una piel sana se muestra bien hidratada, oxigenada y luminosa.

Otra cuestión importante es centrarnos en reavivar la musculatura facial, algo a lo que no solemos prestar atención y es muy necesario. Si no trabajamos la musculatura del rostro, ésta, se adormece igual que pasa con las piernas o los brazos si no los trabajamos. Cuando queremos reafirmar y tonificar brazos y piernas, tenemos claro que debemos hacer deporte. Reavivar la musculatura del rostro, cuello y escote con un Tratamiento Reafirmante Facial, sería lo más parecido a ir al gimnasio.

tratamientos faciales para recuperar colágeno y elastina

¿Por qué aparece la flacidez de la piel?

La flacidez es una consecuencia de la pérdida progresiva de elastina, ácido hialurónico y colágeno. Poco a poco, las células van perdiendo la capacidad de renovar la producción natural de estas sustancias. Conforme vamos perdiendo las fibras de colágeno, la piel se deteriora; y reduce su habilidad para mantenerse firme. Esta pérdida de firmeza nos lleva al siguiente resultado: la aparición de la flacidez.

Cada persona es diferente, única, por eso no todo el mundo necesita el mismo tratamiento. Llegados a este punto debemos insistir en algo muy importante: ponerse siempre en manos expertas. Todas las personas tenemos un cuerpo distinto, que reacciona de forma diferente; y que necesitará de distintos tratamientos reafirmantes para combatir la flacidez.

También es importante destacar; que además de acudir a tu centro de estética especializado es necesario que sigas una dieta equilibrada. Comer sano, hacer ejercicio, evitar el estrés o realizarte masajes que estimulen la piel, de forma periódica; te ayudarán a mostrar un rostro más sano, luminoso y firme.

Mantener la firmeza de la piel pasados los 40.

Que nuestra piel se muestre menos firme con el paso de los años, es algo lógico además de evidente; y todas las personas lo comprendemos, aunque a veces nos cueste aceptarlo. Si tuviéramos que nombrar una edad en la que debamos prestar más atención a los signos del envejecimiento, sería entre los 35 y los 40 años.

Sí, es cierto que algunas personas parecen tocadas por una “varita mágica” y no muestran estos signos de forma tan clara, pero esto no es algo que nos pase a la gran mayoría. Más bien suele ser lo contrario.

Esto no debería ser motivo de preocupación, ni tampoco es algo que debamos esconder; porque el paso de los años es  parte natural de la vida y del ser humano. Lo que sí podemos hacer es ocuparnos de ello, en lugar de preocuparnos por ello.

Así que si te encuentras alrededor de esta edad, la has pasado hace años o quieres anticiparte y cuidarte antes de que aparezca la flacidez; te recomendamos acudir a un centro de estética especializado. Como es el caso de Alba Truillo, en Barcelona.

Si quieres información acerca de un buen Tratamiento Reafirmante Facial, personalizado para ti, estaré encantada de atenderte. ¿Te animas a probarlo para lucir una piel más jugosa y tersa?

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad.