Drenaje Linfático Manual 2017-12-12T18:22:15+00:00

Drenaje linfático manual

Limpia el cuerpo, reduce la inflamación y fortalece el sistema inmunológico.

MEJORA LA CIRCULACIÓN LINFÁTICA DE TU CUERPO

El sistema linfático es un colaborador indispensable del sistema cardiovascular. La linfa es un líquido semitransparente que fluye lentamente en una sola dirección: de pies a cabeza. Tiene su propio entramado abierto de vasos y capilares linfáticos a través de los cuales se desplaza, pero no dispone de un sistema de bombeo que la propulse, tal como el corazón lo es para la sangre. De ahí provienen la mayoría de los problemas de quien sufre retención de líquidos.

MASAJE DE DRENAJE LINFÁTICO MANUAL POR EL MÉTODO VODDER

Es un masaje suave, armonioso y relajado, se repiten los movimientos muy lentamente y de manera rítmica. Únicamente practicable por manos sensibles y bien entrenadas. No es un masaje muscular que requiera fuerza, sino que se efectúan presiones sobre la piel, produciendo un bombeo que conduce la linfa hacia los ganglios y vías de evacuación, favoreciendo el sistema de “barrido” de los líquidos orgánicos.

La linfa se desplaza por todo el cuerpo gracias a los movimientos producidos por los músculos cercanos, la respiración profunda y la acción de los vasos sanguíneos. En su paso inunda a los tejidos a los que nutre, repara, renueva, rejuvenece y depura el organismo de residuos tóxicos. La linfa tiene una importante función de defensa en el sistema inmunológico, ya que se compone de anticuerpos, linfocitos, monocitos y plasmocitos. Su meta es alcanzar el corazón.

Su función: eliminar las sustancias indeseadas de los tejidos, así como la difusión de otras beneficiosas. Además, colabora en el mantenimiento del equilibrio hídrico y proteico del organismo.

BENEFICIOS DEL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

  • Sanea los tejidos al eliminar toxinas, desechos y microorganismos, beneficiando al acné y la celulitis especialmente.

  • Reduce edemas, hinchazón y estancamientos, ya sean producidos por una cirugía, un trauma, una alergia u otras causas naturales. Por ejemplo, bolsas en los ojos (edemas palpebrales).

  • La circulación de retorno también se beneficia, y mejora la microcirculación, evitando la aparición de pequeñas varices.

  • Genial alivio de piernas cansadas.

  • Favorece la cicatrización de los tejidos y la regeneración tisular. Evita la formación de queloides.

  • Regula el equilibrio hídrico del organismo.

  • Estimula la función renal y efecto diurético.

  • Efecto relajante y antiestrés muy profundo, ayudando a recuperar el ritmo circadiano (ritmo biológico de horas de sueño perdido debido a la vigilia durante la noche, que puede llegar a provocar estancamiento de linfa en articulaciones, abdomen y rostro).

  • Acción antiálgica: inhibe los estímulos dolorosos. Genial para la fibromialgia.

  • Alivio y hasta desaparición de migrañas, cefaleas y vértigo.

  • Recomendable en hipotiroidismo.

  • Ayuda con la hipertensión.

¿Te gustaría experimentar los beneficios del drenaje linfático manual?

Reservar hora